DESARROLLO
ECONÓMICO

CREANDO UN FUTURO

SOSTENIBLE

CONTRIBUYAAPADRINE UN NIÑO

En Bangladesh, muchos de los niños que asisten a los centros de desarrollo infantil provienen de familias atrapadas en la pobreza.

La mayoría de sus padres trabajan como jornaleros, un trabajo que es inconsistente e insostenible. Tienen que gastar lo poco que ganan en cosas que sus familias necesitan para sobrevivir, y a menudo todavía no es suficiente. No hay manera de ahorrar, y ciertamente no hay manera de planear más allá de cada día.

¿Por qué el desarrollo económico?

Sin oportunidades de ingresos estables, la vida puede centrarse sólo en la supervivencia. No se trata de preguntarse cómo pagar la escuela, sino de preguntarse cómo conseguir suficiente comida. Esa incapacidad de trabajar y ahorrar también, poco a poco, erosiona la dignidad que Dios ha dado.

En todo el mundo,

  • Más de 700 millones de personas viven en la extrema pobreza, esto significa que viven con menos de 1,90 dólares al día.
  • La pobreza es multidimensional y tiene un impacto generacional.
  • Las altas tasas de pobreza suelen darse en países pequeños, frágiles y afectados por conflictos.

Con la creencia de que todo el mundo debería poder soñar con un buen futuro, Ministerios Nazarenos de Compasión en Bangladesh comenzó a abordar las necesidades económicas de los padres de los niños en los centros de desarrollo infantil.

Comenzaron grupos de autoayuda, que permiten a los padres ahorrar y dar pequeños préstamos. Ahora, varios cientos de grupos de autoayuda en 76 centros de desarrollo infantil están capacitando a la gente para salir de la pobreza. “Trabajamos muy duro, pero estamos bien, y tenemos esperanza en el futuro de nuestros niños”, dice un miembro. “Muchos de nosotros no fuimos a la escuela, pero ellos lo harán… “

¿Cómo marcan la diferencia los programas de desarrollo económico?

MNC se asocia con las iglesias locales y equipa a las personas y las familias para interrumpir el ciclo de la pobreza y permitir a los padres proveer a sus hijos con la dignidad que Dios les ha dado.

Juntos, Ministerios Nazarenos de Compasión e iglesias del Nazareno locales proveen lo siguiente:

  • Entrenamiento en habilidades de trabajo.
  • Formación profesional y apoyo.
  • Grupos de ahorro.
  • Ayuda para establecer pequeñas empresas.
  • Semillas y técnicas para producir un mayor rendimiento de los cultivos.

Historias de impacto

En la región de Montana, en el norte de Bulgaria, el desempleo es alto. Casi el 50% de la población ha emigrado de la zona en busca de mejores oportunidades económicas, y en muchas familias sólo quedan los jóvenes y los ancianos. La Iglesia del Nazareno de Montana tiene una visión para la gente de Montana y trabaja para ofrecer una formación que permita a las personas ver un futuro en su país y provincia de origen. Han abierto un centro de negocios donde la gente puede venir a conocer las oportunidades y recursos que ya están disponibles para ellos. También es un lugar de compañerismo, construyendo una comunidad donde antes no había ninguna.

Sergo Slavchevi fue capaz de lograr su sueño de poseer su propia tierra donde él y su familia pudieran cultivar frutas y comenzar un negocio. El centro les ha ayudado a solicitar subsidios y a registrarse en el gobierno para que el negocio pueda expandirse.

” … He tenido estos sueños durante mucho tiempo, pero no tuve la oportunidad”, dice Slachevi. “Ahora tengo la oportunidad”.

Burundi es un país desgarrado por más de un decenio de guerra civil y violencia étnica y política. Los jóvenes del país estaban familiarizados con el miedo, pero no con la paz. La Iglesia del Nazareno de allí comenzó un proyecto de construcción de la paz que alienta a los jóvenes de diferentes orígenes a participar juntos mediante la creación de pequeñas empresas. La visión del futuro es tanto la reconciliación como la estabilidad económica.

Adere, un ex soldado, ayuda a dirigir un pequeño negocio que da tanto ingresos como propósito.

“Como muchos jóvenes, sentí que necesitaba tener trabajo”, dice. “Me ha impedido participar en la crisis [y] perder la esperanza. Este programa me ha dado esperanza”.

Usted puede hacer la diferencia.

Se puede aliviar directamente la pobreza mediante el empoderamiento económico, que da esperanza y afirma la dignidad dada por Dios. Done ahora para apoyar el desarrollo económico a través de Ministerios Nazarenos de Compasión.

¿QUÉ HACEMOS?

MAS COMPASIÓN

DESARROLLO INTEGRAL INFANTIL

ATENCIÓN DE EMERGENCIAS

LUCHA CONTRA LA TRATA

DESARROLLO ECONÓMICO

HAMBRUNA

AGUA LIMPIA

CUIDADO DE LA SALUD

REFUGIO Y APOYO

ASISTENCIA A MUJERES Y NIÑAS

TODOS LOS PROYECTOS