CUIDADO DE LA
SALUD

POR UN FUTURO LLENO DE ESPERANZA Y SALUD

CONTRIBUYA

Thabo*, un niño apadrinado en una escuela Nazarena en Eswatini, perdió a sus padres antes de que le dijeran que vivían con el VIH – o que él también lo tenía.

Aunque está bajando, Eswatini tiene una de las tasas más altas de VIH y SIDA en adultos en el mundo. A pesar del hecho de que más de uno de cada cuatro adultos allí viven con VIH o SIDA, el estigma hacia la enfermedad es tan fuerte que la gente renuncia al tratamiento por temor a que la gente se entere de que lo tiene.

La necesidad de una buena salud

Aproximadamente 22.000 niños menores de 5 años morirán hoy, y cada día, de enfermedades, y más de 500.000 mujeres mueren cada año debido al embarazo o a complicaciones relacionadas con el parto.

A veces, la falta de acceso a servicios de salud se debe a que es demasiado cara; la gente considera mucho más fácil no acceder a estos servicios, que pagar por los altos precios de los medicamentos.  Otras veces, la falta de acceso es una cuestión de ubicación, de estigmatización o simplemente de falta de recursos.

En todo el mundo,

  • La falta de accesibilidad, el estigma y la educación siguen afectando a la salud de las personas.
  • Más de 37 millones de personas viven con el VIH en todo el mundo.
  • Las muertes por enfermedades infecciosas constituyen alrededor del 16% del total de muertes anuales en el mundo.

En Eswatini, un grupo de trabajo de voluntarios nazarenos está abordando el estigma que rodea al VIH y al SIDA, al proporcionar asesoramiento médico, incluyendo cómo y cuándo tomar los medicamentos.

Los grupos de apoyo organizados por el grupo de trabajo se animan unos a otros espiritualmente y dirigen jardines, promoviendo una dieta saludable.

¿Cómo marcan la diferencia los programas de atención de la salud?

El simple acceso a la atención médica básica puede cambiar los hechos mencionados anteriormente. En respuesta, Ministerios Nazarenos de Compasión se asocia con clínicas, hospitales y programas comunitarios de atención médica en todo el mundo para proporcionar educación, capacitación, recursos y apoyo a los proveedores de atención médica y a las comunidades que necesitan sanidad tanto física como espiritual.

Historias de impacto

En México, una Brigada Médica Móvil Nazarena está siempre lista para proporcionar atención médica después de desastres y otras crisis. Con personal voluntario, la brigada viaja con un remolque provisto de suministros y tratamientos médicos. Se creó después de que dos terremotos azotaran el centro de México con pocas semanas de diferencia; han respondido a los desastres naturales, han atendido a los que huían de sus hogares y han construido una comunidad a través de la atención.

Una madre, Andrea, los conoció cuando su hija pequeña necesitaba atención médica mientras ella y su familia huían de la violencia. La brigada ayudó a su hija a curarse de las graves quemaduras y también le brindó apoyo a la familia.

“Nos alegra mucho estar con ellos”, dice Andrea.

Cuando Kamilla dio a luz a su hijo, descubrió que era VIH positivo. Su ex-marido murió cuando su hijo, Sasha, tenía dos años de edad, dejándolos para hacer frente a una enfermedad estigmatizada. Hace unos años, comenzaron a asistir a un Club de Niños para infantes que viven con VIH y SIDA en la Iglesia del Nazareno en su país de origen, Ucrania. Allí, encontraron una comunidad que podía apoyarse mutuamente para vivir vidas que no están controladas por una enfermedad.

“Muchas cosas han cambiado, espero que todo sea aún mejor”, dice Kamilla.

Usted puede hacer la diferencia.

El acceso a la atención médica podría ser la diferencia entre la vida y la muerte. Done ahora para apoyar proyectos que aseguren que la gente pueda vivir una vida larga y saludable a través de los Ministerios Nazarenos de Compasión.

¿QUÉ HACEMOS?

MAS COMPASIÓN

DESARROLLO INTEGRAL INFANTIL

ATENCIÓN DE EMERGENCIAS

LUCHA CONTRA LA TRATA

DESARROLLO ECONÓMICO

HAMBRUNA

AGUA LIMPIA

CUIDADO DE LA SALUD

REFUGIO Y APOYO

ASISTENCIA A MUJERES Y NIÑAS

TODOS LOS PROYECTOS