Proyecto de desarrollo en la aldea de Iruttumadu

Una comunidad de cambio.

APORTE AHORA

Cuando era adolescente, Nirojan se involucró en hábitos poco saludables con sus amigos.

Sus padres comenzaron a perder la esperanza y no estaban seguros de qué más podían hacer con él. Sin trabajo ni educación, muchos jóvenes del pueblo de Nirojan caen en patrones de desaliento y adicción. Parecía que no había mucha esperanza de construir un futuro mejor para la juventud.

El costo del conflicto

Una brutal guerra civil entre 1983 y 2009 obligó a muchos a huir de Iruttumadu, una aldea aislada de Sri Lanka. La propia aldea quedó destruida en gran medida por el conflicto, hubo que excavar minas terrestres en la tierra antes de que la gente pudiera considerar la posibilidad de regresar.

Cuando regresaron, todo cambió. Los campos eran estériles, los sistemas escolares habían desaparecido, las formas de ganar dinero eran escasas y poco frecuentes. Como resultado, el desempleo era alto, la educación era pobre, los jóvenes estaban desilusionados y no había suficiente comida. Muchos recurrieron al alcohol como una forma de hacer frente a la situación.

El Proyecto de Desarrollo de la Aldea de Iruttumadu es un ministerio integral desarrollado para reconstruir una comunidad devastada. Durante cinco años, las necesidades espirituales, económicas, educativas y físicas de la comunidad se están abordando a través de una variedad de proyectos, transformando en última instancia toda la aldea.

La vida de Nirojan también se fue transformando. Un miembro del equipo de Ministerios Nazarenos Compasivos de Lanka lo invitó a jugar al voleibol en el campo de deportes desarrollado a través del proyecto. Al principio, sólo jugó el juego y luego se fue. Pero después de tres meses, empezó a establecer relaciones y a involucrarse en el club juvenil, un club reconocido por el gobierno que capacita a los jóvenes para llevar a cabo cambios. Hoy en día, Nirojan continúa su educación y actúa como vicepresidente del club.

¿Cómo es que el Proyecto de Desarrollo de la Aldea de Iruttumadu marca una diferencia?

Junto con el campo de deportes y el club para jóvenes, NCM ha establecido lo siguiente:

  • Un centro de desarrollo infantil y entrenamiento para la protección de los niños.
  • Grupos de autoayuda.
  • Capacitación laboral para mujeres y asistencia a pequeñas empresas.
  • Capacitación para el desarrollo de aptitudes para los jóvenes.
  • Servicios de asesoramiento.
  • Programas de agua, saneamiento e higiene.
  • Huertos y capacitación para el cultivo

Historias de impacto

Rasaiah, de 46 años, fue herida por una metralla y balas durante la guerra, y desde entonces vive con dolor crónico. La metralla está tan cerca de su columna vertebral que quitarla sería demasiado peligroso. Las cosas cotidianas como la jardinería y las tareas domésticas son extremadamente difíciles, y Rasaiah y su familia luchan por ganar lo suficiente para sobrevivir. Entonces, se unió al grupo de autoayuda de la aldea. Ella y su marido recibieron ayuda para cultivar su jardín, y ahora puede vender productos para ganar lo suficiente para sus medicinas y alimentos.

“Estoy muy contenta con lo que MNC Lanka ha hecho a mi familia”, dice. “Ruego a Dios que ayude a MNC Lanka a ayudar a muchas otras familias como la nuestra”.

El marido de Sumitha perdió la mano durante la guerra civil, lo que le impide tener un trabajo estable. La pareja tiene un hijo pequeño, pero tuvieron que pasar tanto tiempo haciendo trabajos ocasionales para salir adelante que no pudieron invertir en su educación. Sumitha temía que su hijo no aprendiera a leer y se convirtiera en una vida sin futuro. Entonces empezó a asistir al centro de desarrollo infantil, donde sus estudios han mejorado enormemente. Sumitha ahora actúa como tesorero de un grupo de autoayuda, su huerta gana para la familia lo suficiente para empezar a ahorrar.

“Agradezco a MNC Lanka por devolverme la esperanza y fortalecer la confianza en mí misma”, dice. “… También estoy agradecida al personal de MNC Lanka, que me guió y animó cada vez que necesité ayuda”.

Usted puede hacer la diferencia.

Usted puede unirse a la transformación de Iruttumadu. Dé ahora para apoyar el Proyecto de Desarrollo de la Aldea a través de Ministerios Nazarenos de Compasión.